Si las empresas de acero inoxidable en Cádiz como la nuestra somos capaces de cuidar cada pieza de este material, tú también puedes. En este nuevo post te damos algunos consejos para que mantengas siempre limpios y relucientes tus objetos de acero inoxidable en la cocina.

Para empezar, hay que recordar que este material está muy presente en electrodomésticos, fregaderos, grifos, cubertería, etc. Por tanto, está en lugares donde solemos tocar a menudo, donde el agua está en permanente contacto o donde restos de comida o líquidos suelen ser habituales. Por lo general, para limpiarlo basta con jabón, esponja (no estropajo porque podríamos rallar la superficie) y agua a alta temperatura. Con ello conseguiremos eliminar la suciedad. Y así para todo, teniendo en cuenta que en unos objetos tardarás menos y en otros más. Un ejemplo común:

En el caso de las ollas o cacerolas, puedes tener la tentación de utilizar un estropajo si la comida o grasa está muy incrustada. Error. Evita en todo momento utilizarlo, porque el objeto puede quedar dañado. El truco es simplemente ser paciente, empleando agua muy caliente, esponja y jabón. Bastará con eso para que la comida incrustada salga poco a poco.

Si hay algo que resiste al acero inoxidable son las huellas dactilares, a no ser que actuemos a tiempo. Las huellas suelen quedarse impregnadas con facilidad, por ejemplo, en grifos. Existen varios métodos para acabar con ellas, tales como detergente mezclado con agua caliente, productos con acetona o alcohol. Aunque hay productos específicos a la venta para la eliminación de huellas dactilares.


➡ Qué NO debes hacer para limpiar acero inoxidable

- Como hemos comentado, evita usar estropajos

- No utilices lejía porque estropeará la superficie


Consejos sencillos, pero sumamente prácticos desde Cerrajería Inox Las Salinas, empresa de acero inoxidable en Cádiz. ¡Porque queremos que tus objetos reluzcan siempre!