Desde nuestra experiencia como empresa de carpintería metálica en Cádiz sabemos que a algunas personas confunden con frecuencia el acero inoxidable con otros metales como puede ser el aluminio, un tipo de metal que también es muy empleado en la construcción. De hecho, si observas diferentes barandillas o pasamanos en escaleras y otros accesos de los edificios, verás que algunos están hechos en aluminio y otros en acero.

Sin embargo las propiedades físico-químicas de estos dos materiales son muy diferentes por lo cual, cada uno de ellos está más indicado para cubrir unas funciones que el otro. Para quienes realizamos habitualmente trabajos de carpintería metálica en Cádiz, una de las diferencias más notables es la dureza de cada uno de ellos. El acero es un metal de una dureza mucho mayor que la del aluminio lo que supone que, si bien los procesos de mecanizado y deformación que se aplican sobre él son algo más complicados, los resultados son también mucho más duraderos y difícilmente deformables.

Otra diferencia fundamental a la hora de trabajar el acero es que tiene una mayor resistencia eléctrica que el aluminio. Eso se traduce en que, a la hora de utilizar sobre él un soldador de arco eléctrico los resultados van a ser mucho más fiables que si se intenta hacerlo sobre planchas de aluminio.

Por último, una de las diferencias más importantes, especialmente a la hora de reciclar los metales es que el acero es un metal magnético, esto es que puede ser atraído por los imanes  de las plantas de reciclado. Por su parte, el aluminio, debe ser separado utilizando otros métodos más costosos.

Consulta con Cerrajería Inox Las Salinas la gran variedad de productos de acero que podemos hacer para ti, con la garantía que buscas y la calidad que necesitas.