Los expertos en la carpintería metálica en Cádiz podrán compartir contigo por qué el acero inoxidable es uno de los materiales más resistentes que hay.

Existen muchos materiales que se pueden utilizar para la carpintería metálica en Cádiz. Entre ellos están el hierro, el aluminio, el cobre, el latón y, por supuesto, el acero. Este último es una aleación de acero con un pequeño porcentaje de cromo, que va del 10 al 12 %. Además, puede contener otros metales como son el níquel, el molibdeno o el wolframio.

La capacidad de resistencia del acero se ve incrementada por la presencia del cromo, que es un material con gran afinidad por el oxígeno. De este modo, forma una capa pasivadora que evita la corrosión del hierro. Por este motivo, se utiliza en la industria alimentaria, laboratorios químicos y farmacéuticos, astilleros navales y también en cocinas industriales y hospitales.

El acero es resistente a la corrosión y, al mismo tiempo, es muy poco deformable. En general, no se ve afectado ni por las altas temperaturas ni por las cargas pesadas o golpes, destacando sobre todo por ser un elemento que prácticamente no se rompe. Además, no es un material inflamable, por lo que no es necesario aislarlo frente a un incendio, ya que no produce gases nocivos cuando se somete al fuego.

Al tener un bajo coeficiente de dilatación, los elementos en acero inoxidable son especialmente óptimos para la conducción de todo tipo de aguas residuales, dado que no se ven afectados por los cambios en la temperatura. Esto hace que no sea necesario realizar una instalación en acero inoxidable a una determinada temperatura ambiental.

Si estás interesado en obtener más información sobre el acero inoxidable o sobre las construcciones con este tipo de material, puedes consultarnos en Cerrajería Inox Las Salinas. Estaremos encantados de atenderte.