Pocos materiales de construcción existen tan polivalentes y resistentes como el que suministran las empresas de acero inoxidable en Sevilla.

Esta aleación básica de hierro y carbono conocida como acero lleva presente entre nosotros desde el año 1400 antes de Cristo, cuando se hallan los primeros restos de este material en África. También los chinos o los indios desarrollaron el acero durante milenios llegando a obtener piezas de gran calidad.

Sin embargo, el uso del acero estuvo restringido a las armas hasta que a mediados del siglo XIX se ideó el modo de producirlo en grandes cantidades. Esto llevó a su uso como material de construcción, similar al que ofrecen las empresas de acero inoxidable en Sevilla.

La revolución definitiva en el acero llegó con el descubrimiento de las propiedades que se obtienen al mezclar el acero con cromo, níquel y otros elementos. Se obtiene de esta aleación un material con propiedades asombrosas contra la corrosión y altamente resistente.

Dependiendo de la cantidad de cromo y otros elementos que añadamos a la aleación (el mínimo para obtener propiedades inoxidables es el 12 %), las propiedades del acero inoxidable pueden variar, obteniéndose así diferentes familias de aceros:

- Acero inoxidable austenítico. 18 % de cromo y 8 % de níquel. Gran soldabilidad y formabilidad. Muy resistente y sin propiedades magnéticas.

- Acero inoxidable ferrítico. Hasta un 27 % de cromo. Alta capacidad anticorrosiva. Ideal para construcciones sobre el mar.

- Acero inoxidable martensítico. Hasta el 18 % de cromo y alto en carbono. De los primeros tipos de aceros inoxidables. Se puede endurecer térmicamente. Duradero y resistente.

- Acero inoxidable dúplex. Mezcla de austenítico y ferrítico. 32 % de cromo y 5 % de molibdeno.

Sea cual sea el tipo de acero inoxidable que te interese, en Cerrajería Inox Las Salinas te ofrecemos siempre la mejor opción para tu negocio u hogar.